Community

Community can mean many different things to different people. The more common definition is a group of individuals that band together to provide each other emotional, financial, spiritual, physical, and/or mental support. Usually, those within a community have something in common, whether it be their heritage, their interests, or their experiences.

Recently we have seen Houston band together to become a community in the wake of Hurricane Harvey. The sense of community has been awe-inspiring. Strangers have taken their boats, kayaks, and trucks to rescue strangers from the floods. Neighbors fortunate enough to keep their homes have housed those who lost everything. Shelters have become so overrun with donations they have had to turn donations away.  Some stores and government departments have offered discounts where they can to help the flooding victims.

As the immediate danger of Hurricane Harvey recedes and the clean-up part begins, what will happen to that sense of community? I think the answer lies in our understanding of our society. Most cultures fall into broader categories of either individualistic or collectivistic mindsets. Individualism tends to work from the perspective of what is good for the individual (Ex: American and European cultures). Collectivistic cultures tend to value the needs of the family or group above those of the individual (ex: Hispanic and Asian cultures). Both have their pros and cons. Individualistic cultures can foster a strong sense of independence but can foster an unhealthy amount of competition. Collectivistic cultures create strong bonds that can provide support for those in need, but can sometimes promote feelings of rejection for those who do not fit in.

As the immediacy of Harvey goes away and the long-haul begins, ask yourself what type of community you grew up in, what values were taught such as sayings or actions, and what was praised and what was discouraged. I was raised on Hispanic principles that value collectivism but grew up in an individualistic culture. For me, the sense of community I have felt reason feels right, but I do not have the right tools and practice to keep it going.

But both individualistic and collectivistic cultures can promote a strong sense of community! If you feel you grew up in a collectivistic culture, focus on the bonds and greater good you are helping to grow. If you grew up in an individualistic culture, focus on challenging yourself to give of your time and effort for a good cause. If like me, you grew up on both, then find unique ways to mix both. A strong sense of community is essential to remind us of the beauty of humanity, and I believe in the darkest time, the best side of humanity can shine the brightest.

Written by: Yarely Ruiz, M.A., LPC-intern

Comunidad

La comunidad significa cosas diferentes para diferentes personas. La definición más común es un grupo de individuos que se unen para proporcionar apoyo emocional, financiero, espiritual, físico y / o mental. Por lo general, los miembros de una comunidad tienen algo en común, ya sea su herencia, sus intereses o sus experiencias.

Recientemente hemos visto a Houston unirse para convertirse en una comunidad después de el huracán Harvey. El sentido de la comunidad ha sido impresionante. Extraños han tomado sus barcos, kayaks y camiones para rescatar a los extraños de las inundaciones. Los vecinos que tuvieron la suerte de mantener sus hogares han alojado a los que perdieron todo. Los refugios se han vuelto tan repletos de donaciones que han tenido que rechazar a mas. Algunas tiendas y departamentos gubernamentales han ofrecido descuentos donde pueden para ayudar a las víctimas de las inundaciones.

El peligro inmediato del huracán Harvey retrocede y ahora comienza la limpieza. ¿Qué pasará con ese sentido de comunidad? Creo que la respuesta esta en nuestra comprensión de nuestra sociedad. La mayoría de las culturas caen dentro de categorías más amplias de individualistas o colectivistas. El individualismo tiende a trabajar desde la perspectiva de lo que es bueno para el individuo (por ejemplo, culturas americanas y europeas). Las culturas colectivistas tienden a valorar las necesidades de la familia o del grupo por encima de las del individuo (por ejemplo, las culturas hispana y asiática). Ambos tienen pros y contras. Las culturas individualistas pueden fomentar un sentido fuerte de la independencia pero pueden fomentar una cantidad malsana de la competición. Las culturas colectivistas crean lazos fuertes que pueden proporcionar apoyo a los necesitados, pero a veces pueden promover sentimientos de rechazo para aquellos que no encajan.

A medida que la inmediatez de Harvey desaparece y comienza el largo recorrido, pregúntese en qué tipo de comunidad creció, qué valores se enseñaron, tales como dichos o acciones, qué fue elogiado y qué fue desalentado. Yo me crié sobre los principios hispanos que valoran el colectivismo y también en una cultura individualista. Para mí, el sentimiento de comunidad que he sentido últimamente se siente bien, pero no tengo las herramientas y la práctica adecuadas para mantenerlo en marcha.

¡Pero las culturas individualistas y colectivistas pueden promover un fuerte sentido de comunidad! Si usted siente que creció en una cultura colectivista, concentrarse en los lazos y está ayudando a crecer algo bueno para todos. Si usted creció en una cultura individualista, concentrase en desafiarse a dar de su tiempo y esfuerzo por una buena causa. Si como yo, usted creció en ambos, encuentra maneras únicas de mezclar los dos. Un fuerte sentido de la comunidad es esencial para recordarnos la belleza de la humanidad, y creo que en los momentos más oscuros, el mejor lado de la humanidad esta a los más brillantes.

Autor: Yarely Ruiz, M.A., LPC-intern