Depression and Laziness

Depression and Laziness

In my last blog, I talked about how depression is often associated with sadness, but that there are other symptoms of depression that are not as recognizable. One of the trickier symptoms to deal with can sometimes be mistaken for laziness.

The DSM-5 lists one of the symptoms for major depressive disorder* as “psychomotor agitation or retardation nearly every day.” Once again, let’s break this wording down into simpler terms.

Psychomotor agitation or retardation has to do with your ability to get stuff done. When you have psychomotor agitation, some of the things you do might have no purpose, such as pacing around the room, wringing your hands, or pulling on your skin. Psychomotor retardation is a slowing down of everything, sometimes to the point of stopping. You might have trouble thinking or getting stuff done. Some examples include having long pauses while talking, having trouble getting out of bed, or having trouble making lists. This symptom can look a lot like apathy, which we discussed in the last blog. It can also look like laziness, which is what I want to focus on in this blog.

Laziness has a very negative connotation in our society. We are often taught growing up that we need to keep our rooms tidies and do our homework on time to be seen as productive (and therefore good). As adults, laziness is frowned upon in a work setting and can lead to you getting fired. If you are in school, you are assigned extra credit for doing more work, not less work. Productivity is not only rewarded, but expected of many Americans. So what happens when you are depressed?

Losing your ability to get things done not only impairs your life, it can really lower your self-esteem. Often times, depressed people want to get stuff done, which is what sets them apart from laziness. They are not trying to be lazy. For them, getting a simple task done can feel like swimming upstream while wearing a lead vest. It can exhaust them, more so than it might someone without depression.

If you have been diagnosed with depression, and you worry about being labeled as lazy, step back and look at the bigger picture! It may be that you have been working against a very tiring and strong symptom that makes so many things harder for you than you realize. Talk with your counselor about what has been going on to gain a better perspective on your symptoms.

And more than anything, I am proud of you for your progress!

Depresión y la pereza

En mi último blog, hablé sobre cómo muchas personas asocian la depresión con la tristeza, pero hay otros síntomas de depresión que no son tan reconocibles. Uno de los síntomas más difíciles de tratar a veces puede ser confundido con la pereza.

El DSM-V enumera uno de los síntomas del trastorno depresivo mayor * como "agitación psicomotora o retraso casi todos los días". Una vez más, vamos a dividir este texto en términos más simples.

La agitación psicomotora o el retraso tienen que ver con su capacidad de hacer cosas. Cuando tienes agitación psicomotora, algunas de las cosas que haces no tienen propósito, como pasear por la habitación, retorcerse las manos o estirarte la piel. Retraso psicomotor es una ralentización de todo, a veces hasta el punto de parar. Usted podría tener problemas para pensar o hacer cosas. Algunos ejemplos incluyen tener largas pausas cuando estas hablando, tener problemas levantándose de la cama o tener problemas haciendo listas. Este síntoma puede parecerse mucho a la apatía, que discutimos en el último blog. También puede parecer la pereza, que es lo que quiero enfocarme en este blog.

La pereza tiene una connotación muy negativa en nuestra sociedad. Cuando somos niños se los enseña que tenemos que mantener las habitaciones ordenadas y hacer nuestra tarea a tiempo para ser visto como productivo (y, por tanto, bueno). Como adultos, la pereza es mal visto en el trabajo, tanto que puedes ser despedido. Si usted está en la escuela, le asignan crédito adicional para hacer más trabajo, no menos trabajo. La productividad no es sólo recompensada, sino que se espera de muchos Americanos. Entonces, ¿qué sucede cuando estás deprimido?

Perder su capacidad de hacer las cosas no sólo perjudica su vida, sino que puede realmente disminuir su autoestima. Muchas veces, las personas deprimidas quieren hacer cosas pero no pueden, y eso es lo que los distingue de la pereza. No están tratando de ser perezosos. Para ellos, conseguir una tarea sencilla puede sentirse como nadar río arriba mientras llevan un chaleco de plomo. Terminan exhaustos, más de lo que sentiría alguien sin depresión.

Si le han diagnosticado con depresión, y usted se preocupa de ser etiquetado como perezoso, retroceda y mire el cuadro más grande! Puede ser que estas trabajando en contra de un síntoma que te cansa y que hace que muchas cosas sean más difíciles para ti, mas de lo que te das cuenta. Hable con su consejera sobre lo que esta pasando para obtener una mejor perspectiva de sus síntomas.

Y más que nada, estoy orgulloso de ti por tu progreso!

(* Este blog no está destinado al autodiagnóstico. Hay varios otros síntomas y factores necesarios para el diagnóstico de cualquier tipo de trastorno depresivo. Hable con un profesional de la salud mental si tiene preguntas.)